CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
Menu
A+ A A-

El lavado de activos afecta el desarrollo BANCO MUNDIAL

El lavado de activos afecta

el desarrollo

 

 

 

 

 

A.   Consecuencias negativas para los países en

desarrollo


B.    Beneficios de un marco

 

1.

Aumento de la delincuencia y la corrupción

1.

Luchar contra la delincuencia

2.

Reputación perjudicada y consecuencias

 

y la corrupción

 

internacionales

2.

Mejorar la estabilidad de las

3.

Instituciones financieras debilitadas

 

instituciones financieras

4.

Economía y sector privado puestos en riesgo

3.

Fomentar el desarrollo económico

5.

Esfuerzos de privatización perjudicados

 

 

 

 

        ALD/LFT  eficaz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las empresas criminales y las operaciones de financiamiento del terrorismo tienen éxito en gran medida, hasta el punto  de conseguir encubrir el origen o fuente de sus fondos y blanquear las ganancias transfiriéndolas a través de sistemas financieros nacionales e internacionales. La ausencia de un régimen de antilavado de dinero o la existencia de uno poco riguroso o corrupto  en un país específico permite a los delincuentes y a aquéllos que financian el terrorismo operar utilizando sus ganan­ cias financieras para ampliar sus propósitos delictivos y promover actividades ile­ gales, como la corrupción, el narcotráfico, el tráfico ilícito y la explotación de seres humanos, el tráfico de armas, el contrabando y el terrorismo.

Aunque el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo pueden ocurrir en cualquier país, tienen, en particular, consecuencias económicas y sociales significativas para los países en desarrollo, debido a que esos mercados tienden a ser pequeños y, por lo tanto, con mayor propensión a ser perturbados por las influencias delictivas o terroristas. El lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo también tienen importantes consecuencias económicas y sociales para los países que cuentan con sistemas financieros frágiles, ya que éstos son muy susceptibles a ser perturbados por tales influencias. A la larga, la economía, la sociedad y la seguridad de los países

 

 

 

utilizados como plataformas para el lavado de dinero están todas en peligro.1 Sin embargo, es difícil establecer la magnitud de estas consecuencias negativas, debido a que dichas repercusiones no pueden cuantificarse con precisión, ni en forma general para la comunidad internacional ni de manera específica para un país en particular.

De otro lado, un marco eficaz de antilavado de dinero (ALD) y lucha contra el financiamiento del terrorismo (LFT) tiene beneficios importantes para un país, tanto en el plano nacional como internacional. Estas ventajas incluyen niveles más bajos de delincuencia y corrupción, una mayor estabilidad de las instituciones y mercados financieros, un efecto positivo en el desarrollo económico y en la reputación dentro de la comunidad  internacional, técnicas mejoradas de gestión de riesgos para las instituciones financieras del país, y una mayor integridad del mercado.

 

 

A. Consecuencias negativas para los países en desarrollo

 

1. Aumento de la delincuencia y la corrupción

El éxito del lavado de dinero propicia que las actividades delictivas sean ren­ tables, por lo tanto, recompensa a los delincuentes. Por lo mismo, mientras un país sea considerado como refugio para el lavado de dinero, es probable que atraiga a los delincuentes y promueva la corrupción. Los refugios para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo tienen:

 

•   un régimen ALD/LFT débil;

•   algunos o muchos tipos de instituciones financieras que no están cubiertas por el marco ALD/LFT;

•   una aplicación del régimen ALD/LFT limitada, débil o selectiva;

•   penas ineficaces, que comprenden medidas de confiscación de difícil apli­

cación; y

•   un número restringido de delitos tipificados como lavado de dinero.

 

Si el lavado de dinero prevalece en un país, genera más delincuencia y corrup­ ción. También aumenta el uso del soborno en instancias criticas, para que las gestiones de lavado de dinero tengan éxito, como:

 

•   empleados y gestores de las instituciones financieras,

•   abogados y contadores,

•   asambleas legislativas,

 

 

1      Para un análisis detallado sobre las consecuencias económicas negativas del lavado de dinero, ver Brent L. Bartlett, “Negative Effects of Money Laundering on Economic Development” (Un informe de investigación económica preparado por el Banco Asiático de Desarrollo, junio,

2002). Ver también John McDowell and Gary Novis, “Economic Perspectives,” United States, State Department (mayo 2001).

 

 

 

•   organismos encargados de aplicar la ley,

•   autoridades supervisoras,

•   autoridades policiales,

•   fiscales, y

•   tribunales de justicia.

 

De otro lado, un marco integral y eficaz ALD/LFT, junto con la ejecución opor­ tuna y aplicación eficaz de la ley, reducen significativamente la rentabilidad de la actividad delictiva y, de hecho, desalientan a los delincuentes y terroristas a utilizar un país. Esto ocurre especialmente cuando las ganancias provenientes de actividades delictivas son incautadas abruptamente  y decomisadas como parte del marco general ALD/LFT de un país.

 

2.  Consecuencias internacionales e inversión extranjera

Solamente el hecho de tener la reputación de servir de refugio para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo podría ocasionar consecuencias negativas importantes para el desarrollo de un país. Las instituciones financieras extranjeras podrían decidir limitar sus operaciones con instituciones ubicadas en países que sirven de refugio para el lavado de dinero; someter estas opera­ ciones a un examen adicional, haciéndolas más costosas; o poner fin del todo a las relaciones crediticias o con bancos corresponsales. Incluso las empresas y negocios legítimos que operan en refugios para el lavado de dinero pueden ver reducido o encarecido su acceso a los mercados mundiales, debido al examen adicional de sus sistemas de posesión legítima, organización y control.

En cualquier país donde se sabe que la aplicación del régimen ALD/LFT es poco rigurosa, existen menos probabilidades de que haya inversión privada extranjera. Para las naciones en desarrollo, la elegibilidad para solicitar ayuda de un gobierno extranjero también será probablemente muy limitada.

Por último, el Grupo  de Acción Financiera sobre el Lavado de Dinero (GAFI) conserva una lista de países que no cumplen con las exigencias ALD o que no cooperan suficientemente en la lucha contra el lavado de dinero. Si un país aparece en esta lista, conocida como “países y territorios no coo­ perantes” (PTNC),2   se notifica públicamente que dicho país ni siquiera ha establecido estándares  mínimos.  Más allá de  las consecuencias negativas mencionadas aquí, los países miembros del GAFI podrían también imponer medidas específicas contra un país que no toma precauciones para remediar sus deficiencias ALD/LFT.3

 

 

2       Ver Capítulo 3, GAFI, Lista de PTNC.

3       Id.

 

 

 

3.  Instituciones financieras debilitadas

El lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo  pueden  perjudicar de diversas maneras la solidez del sector financiero de un  país, así como la estabilidad de instituciones financieras específicas. El siguiente análisis se centra en las instituciones bancarias, pero las mismas consecuencias, u otras similares, pueden aplicarse también a otros tipos de instituciones financieras, como las sociedades de valores, las compañías de seguros y las empresas de gestión de inversiones. Los efectos negativos, generalmente descritos como riesgo de reputación, riesgo operativo, riesgo legal y riesgo de concentración están interrelacionadas. Cada uno tiene costos específicos:

 

•   pérdida de negocios rentables,

•   problemas de liquidez debido al retiro de fondos,

•   terminación de las facilidades de los bancos corresponsales,

•   costos de investigación y multas,

•   incautación de bienes,

•   pérdidas de préstamos, y

•   disminución del valor de las acciones de las instituciones financieras.4

 

El riesgo de reputación es la posibilidad de que la publicidad negativa, sea o no exacta, sobre las prácticas comerciales y asociaciones de un banco, ocasione una pérdida de confianza en la integridad de la institución.5   Los clientes, tanto los prestatarios como los depositantes, y los inversionistas van a dejar de trabajar con una institución cuya reputación ha sido perjudicada por sospechas o acusaciones de lavado de dinero o financiamiento del terrorismo.6

La pérdida de prestatarios de alta calidad disminuye los préstamos rentables y aumenta el riesgo de toda la cartera de préstamos. Los depositantes pueden también retirar sus fondos, reduciendo, de esta manera, una fuente valiosa de financiamiento para el banco.

Además, los fondos que los blanqueadores de dinero depositan en un Banco no pueden ser considerados como una fuente estable de financiamiento. Las grandes cantidades de fondos blanqueados están sujetas, por lo general, a retiros no previstos en una institución financiera, a través de remesas elec­ trónicas o de otro tipo, lo cual puede ocasionar problemas de liquidez.

 

 

 

4       Comité de Basilea de Supervisión Bancaria, Debida diligencia del cliente para los bancos, (octubre, 2001), párrafos 8­17, http://www.bis.org/publ/bcbs85.pdf

5       Id., párrafo 11.

6       Id.

 

 

 

El riesgo operativo está relacionado con la posibilidad de pérdidas causa­ das por procesos internos inadecuados o fallidos, personas y sistemas tam­ bién inadecuados, o acontecimientos externos.7 Tal como se mencionó, estas pérdidas ocurren cuando los servicios interbancarios o de corresponsalía de las instituciones sufren una reducción, terminación o aumento de los costos. Dentro de estas pérdidas también se puede incluir el incremento de los costos financieros.

El riesgo legal está vinculado a la posibilidad de litigios, sentencias desfa­ vorables, contratos no ejecutorios, multas y penas que generan pérdidas, el aumento de gastos de una institución, o incluso el cierre de ésta.8 El lavado de activos involucra a los delincuentes en casi todos los aspectos del proceso. Como consecuencia de esto, los clientes legítimos también pueden ser víctimas de la delincuencia financiera, perder dinero y demandar a la institución para obtener un reembolso. Puede haber investigaciones por parte de las auto­ ridades bancarias u otras autoridades encargadas de la aplicación de la ley, provocando un aumento de los costos, así como multas y otras penas rela­ cionadas. Asimismo, algunos contratos pueden ser no ejecutorios debido al fraude por parte del cliente delictivo.

El riesgo de concentración se refiere a la posibilidad de que ocurra una pér­

dida como resultado de una exposición crediticia excesiva a un solo prestatario.9

Las disposiciones reglamentarias, por lo general, restringen la exposición del banco a un solo prestatario o a un grupo de prestatarios relacionados. La falta de información sobre un cliente específico, sus negocios, o el tipo de relación que mantiene con los otros prestatarios, puede colocar a un banco en una situación peligrosa. Esto es preocupante, especialmente cuando existen deudores relacionados con una fuente común de ingresos o activos para el pago. Las pérdidas de préstamos también son ocasionadas, por supuesto, por contratos no ejecutorios y contratos hechos con personas ficticias.

Los bancos y las personas o entidades que mantienen  una  cuenta  en dichas instituciones están protegidos cuando  existen regímenes de debida diligencia eficaces.10 La identificación de los beneficiarios de una cuenta es importante para que haya un régimen ALD/LFT eficiente. Estos procedimientos de identificación protegen  contra  las relaciones comerciales con personas ficticias o corporaciones que no tienen activos reales, como las sociedades

 

 

7    Id., párrafo 12.

8    Id., párrafo 13.

9    Id., párrafo 14.

10    Ver Capítulo 6, Identificación del cliente y debida diligencia.

 

 

 

ficticias, así como con conocidos delincuentes o terroristas. Los procedimientos de debida diligencia también ayudan a las instituciones financieras a com­ prender la naturaleza de los intereses comerciales del cliente y sus problemas financieros subyacentes.

 

4. La economía y el sector privado comprometidos

Se sabe que los blanqueadores de dinero utilizan sociedades “de pantalla”, por ejemplo: empresas comerciales que parecen legítimas y participan en negocios legales pero que, en realidad, están controladas por delincuentes.

Estas sociedades “de pantalla” mezclan fondos ilícitos con fondos legítimos para  ocultar  las ganancias indebidas. El acceso que tienen  las sociedades “de pantalla” a los fondos ilícitos les permite subvencionar sus productos y servicios, incluso a precios por debajo del mercado. Como consecuencia de esto, es difícil para las empresas legítimas competir con dichas sociedades “de pantalla”, cuyo objetivo no es producir ganancias sino sólo conservar y prote­ ger los fondos ilícitos.

Al utilizar las sociedades “de pantalla” y otras inversiones en empresas legítimas, las utilidades provenientes del lavado de dinero pueden ser usadas para controlar  las industrias o incluso algunos sectores de la economía de ciertos países. Esto aumenta  la posibilidad de una inestabilidad monetaria y económica, debido a una asignación errónea de recursos ocasionada por una distorsión artificial de los precios de los activos y productos  básicos.11

También proporciona un medio para la evasión fiscal, privando, por lo tanto, de ingresos al país.

 

5.  Deterioro de los esfuerzos de privatización

Los blanqueadores de dinero amenazan los esfuerzos que realizan muchos países para reformar sus economías a través de la privatización.12 Estas or­ ganizaciones criminales son capaces de hacer una mejor oferta que los com­ pradores  legítimos de empresas públicas. Cuando  las ganancias ilícitas se invierten de esta forma, los delincuentes aumentan  su potencial para que haya más actividades delictivas y corrupción. Asimismo, privan al país de lo que debería ser una empresa legítima basada en el mercado y que paga sus impuestos.

 

 

 

 

 

11     John McDowell and Gary Novis, Economic Perspectives, U.S. State Department (mayo 2001).

12     Id.

 

 

 

B. Las ventajas de un marco ALD/LFT eficaz

 

1.  Luchar contra la delincuencia y la corrupción

Un marco institucional sólido ALD/LFT, que comprende una amplia gama de delitos subyacentes de lavado de dinero ayuda a combatir la delincuencia y la corrupción en general.13  La tipificación penal del lavado de dinero proporciona otro medio para procesar a los delincuentes, tanto a aquéllos que cometen actos delictivos subyacentes, como a los que los ayudan a través del lavado de fondos obtenidos ilegalmente. Del mismo modo, un marco ALD/LFT que incluye el soborno como delito subyacente y se pone en vigor eficazmente ofrece menos oportunidades a los criminales para que sobornen o corrompan a los funcionarios públicos.

Un régimen ALD/LFT eficiente es un freno en sí mismo para las actividades delictivas. Dicho régimen hace más difícil que los delincuentes se beneficien de sus actos. En este sentido, la incautación y el decomiso de las ganancias obtenidas  del lavado de  dinero  son  cruciales para  el éxito de  cualquier programa ALD. El decomiso de las ganancias obtenidas del lavado de dinero elimina por completo estas utilidades, reduciendo, de este modo, el incentivo para cometer actos delictivos. Es obvio, por lo tanto, que mientras más amplio sea el alcance de los delitos subyacentes al lavado de dinero, mayor será el beneficio potencial.

 

2.  Mejorar la estabilidad de las instituciones financieras

La confianza del público en las instituciones financieras y, por tanto, su esta­ bilidad, es realzada por prácticas bancarias seguras que reducen los riesgos financieros de sus operaciones. Estos riesgos incluyen la posibilidad de que los individuos o las instituciones financieras sufran una pérdida como con­ secuencia de un fraude ocasionado directamente por actividades delictivas, controles internos poco rigurosos o violaciones de leyes y reglamentos.

La identificación del cliente y los procedimientos  de debida diligencia, también conocidos como estándares de “Conozca a su cliente” (CSC) forman parte de un régimen ALD/LFT eficaz. Estos estándares no sólo son compatibles con el funcionamiento  seguro de los bancos y otros tipos de instituciones financieras, sino que también lo mejoran. Estas políticas y procedimientos son una herramienta eficaz para la gestión del riesgo. Por ejemplo, cuando una persona o empresa pueden ser dueños de varios negocios que, aparentemente,

 

 

 

13.    Ver Capítulo 1, ¿Qué es el lavado de dinero?; ver también Capítulo 5, Alcance de los delitos subyacentes.

 

 

 

son entidades distintas y una institución tiene un conocimiento amplio sobre las operaciones de ese cliente en particular, al llevar a cabo procedimientos CSC esa institución puede reducir el monto  de los préstamos vivos con ese prestatario y, por tanto, el riesgo de sus operaciones crediticias. Debido a los beneficios de los procedimientos CSC con respecto a la gestión de riesgos, el Comité de Basilea de Supervisión Bancaria incluye una política CSC dentro de sus Principios básicos de supervisión bancaria eficaz, aparte de los objetivos ALD.14

Además de los beneficios de la confianza del público, un régimen ALD/LFT eficaz reduce la posibilidad de que la institución pueda sufrir pérdidas oca­ sionadas por  fraude. Los procedimientos  adecuados de identificación del cliente y determinación del usufructuario proporcionan una debida diligencia específica para las cuentas de alto riesgo y permiten que haya una verificación para detectar actividades sospechosas. Dichos controles internos prudenciales son consistentes con el funcionamiento seguro de una institución financiera.

El lavado de dinero tiene un efecto negativo directo sobre el crecimiento económico, al desviar los recursos a actividades menos productivas. Los fon­ dos ilegales que han sido blanqueados siguen un camino diferente a través de la economía del que siguen los fondos legales. En lugar de ser colocados en canales productivos que luego propicien nuevas inversiones, los fondos blanqueados, por lo general, son colocados en inversiones “estériles” para con­ servar su valor o hacer que sean transferibles más fácilmente. Estas inversiones comprenden los bienes raíces, el arte, las joyas, las antigüedades, o los bienes de consumo de alto valor, como los automóviles de lujo. Dichas inversiones no generan una mayor productividad para la economía en sentido amplio.

Lo que es peor, las organizaciones criminales pueden transformar empresas productivas en inversiones estériles, al gestionarlas con el fin primordial de lavar las ganancias ilícitas, en  lugar de como  empresas rentables. Dichas empresas no responden a la demanda del cliente o a otros usos legítimos y productivos del capital. El hecho de tener los recursos de un país dedicados a las inversiones estériles, a diferencia de las inversiones que conllevan otros fines productivos, reduce la productividad de la economía en su conjunto.

Los regímenes sólidos ALD/LFT son un freno para la participación de la delincuencia en la economía. Esto permite que las inversiones tengan fines productivos que responden a las necesidades del cliente y ayuda a la produc­ tividad de la economía en su conjunto.

 

 

 

14     Ver principios básicos de la supervisión bancaria eficaz, Principio 15, Comité de Basilea de

Supervisión Bancaria, www.bis.org/publ/bcbs30.pdf

 

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CONSTITUCIONAL

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO